La Tribuna Hoy

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar


Gibraltar

 

Margallo hizo tanto daño a las personas que merecería ser juzgado ante un Tribunal de Derechos Humanos

02-11-2018
Gibraltar Gibraltar Margallo hizo tanto daño a las personas que merecería ser juzgado ante un Tribunal de Derechos Humanos
No entiende de regañinas, ni de descalificaciones de los que un día fueron su propia gente.

José Manuel García Margallo, el infausto ministro que tuvo que ser defenestrado por sus constantes meteduras de pata y su “falta de diplomacia”, cuando calladito, podía vivir como un Rey, nunca mejor dicho, con sus abundantes y nutridas pagas e incluso con su propia “corinna levantina”, según dicen, tiene que seguir ejerciendo de “fanfarrón” fracasado y erre que erre querer hacer leña con su tema estrella: Gibraltar.

Fracasó una y otra vez y ya ven que, ni por asomo, la bandera española ondea en lo alto del Peñón y al revés, se ha puesto a todo el pueblo de Gibraltar en contra, los ha enrabietado y los enrabieta cada día, con sus salidas de tono. Y quería engañarlos prometiéndoles una supuesta “doble nacionalidad” y un ensayo de cuatro días o de cuatro años, para luego decir: “ya lo tengo, ahora fuera”. El clásico método del chulo, “prometer, prometer, hasta meter”.

Pero los gibraltareños están de vuelta de todas “promesas” de papel mojado. El mismo lo demostró pulverizando unos Acuerdo de Córdoba y unas conversaciones “tripartitas” que tenían mucho de sentido común y de empezar a construir un nuevo diálogo, que podría haber acabado, civilizadamente, con los más de 300 años de crispación y de enfrentamiento que a nada bueno ha conducido.

Pero ese es el estilo dictatorial, antidemocrático de Margallo y unos cuantos más, que viven con el pensamiento de hacer daño, de querer sojuzgar, a toda costa al pueblo de Gibraltar. Su obsesión, a toda costa, querer poner palos en la rueda a las buenas relaciones y al desarrollo de la zona, queriendo boicotear a Gibraltar.

Margallo, dejó con el culo al aire al Gobierno de España y a la credibilidad internacional de España cuando de un plumazo se cargó los Acuerdos de Córdoba y todo lo que supusiera abrir un camino de diálogo con Gibraltar. Su estilo, negativo total.

Su talante de dictadorzuelo hizo daño, mucho daño, cuando, para castigar a Gibraltar, para querer doblegar la voluntad de los gibraltareños, ordenaba las inhumanas colas que tanto daño hacían a los españoles. Escrito está el testimonio de muchos tradicionales votantes del PP que, atrapados horas y horas en las inhumanas colas de Margallo, renegaban del PP y del pobre Rajoy que había confiado en un ministro inútil, fanfarrón y con malas ideas, que es peor.

El daño de las colas de Margallo, jaleadas y fomentadas desde Algeciras, igual que aquella inútil movilización de pescadores de Algeciras, todos llenos de banderitas y con declaraciones truculentas (Ay!!, que habrá sido de aquella marioneta que decía era presidenta de la Cofradía de Algeciras, gritando, insultando a Gibraltar y gesticulando, para dar “carnaza” a las televisiones en protesta, miren por donde, por unos arrecifes de protección a la pesca que acabó con el arrastre dañino en la Bahía y que, gracias a esos bloques o arrecifes, se ha constatado fehacientemente que la pesca se ha regenerado y hay documentos submarinos de ayer mismo, que muestran como están de robustos y hermosos los meros, de piel oscura que crecen engordan y abundan, gracias a los polémicos arrecifes, los “malvados” bloques de hormigón).

La inhumanas colas que Margallo fomentaba, hicieron mucho daño. Pero a los españoles y a los turistas: “Yo estuve 9 horas aprisionado en el coche, sin poder salir y teniendo que hacérmelo encima, por culpa de Margallo. Nunca se lo perdonaré”, es uno de los muchos miles de testimonios de trabajadores que no podían regresar a sus casas a dar de cenar y acostar a sus niños, de familias enteras con niños pequeños pidiendo comida y agua, de turistas que habían salido de madrugada de sus hoteles de la Costa del Sol, que no se explicaban que pasaba en este punto del Sur de Europa. Y con algún turiosta fallecido a causa de las colas, oiga!. No se explicaban que un ministro obsesivo (Margallo) ordenara a la Guardia Civil y a la Policía Nacional hacer daño a los propios nacionales impidiéndoles el paso.

Las colas de Margallo, un día y otro, con miles de personas a pie firme en interminables hileras, aguantando las inclemencias del tiempo o de miles y miles de coches y autobuses sonando desesperados sus bocinas, nadie las puede olvidar. Ni perdonar.

A García Margallo, habría que pedirle responsabilidades criminales por el daño causado a personas inocentes. Tiene responsabilidad y debería ser juzgado por ello. Hubo mucho llanto, mucha ira contenida, mucho dolor y mucho sacrificio familiar y humano en aquellas inhumanas largas horas que se hubo de padecer retenido “contra la propia voluntad” en un coche, aprisionado por las caprichosas colas ordenadas por un político desde Madrid y jaledas desde Algeciras.

Cuando en Madrid, la presidencia del Gobierno detectó esa actuación “criminal” de Margallo, haciendo daño a los ciudadanos, españoles, europeos o del mundo, lo fulminó, destituyéndolo de su cargo.

Entonces, Margallo demostró “sus malas ideas”, su rencor, su odio y emprendió cruzada contra la vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría a la que Margallo “se la guardó” aportando los cuatro míseros votos de sus amiguetes, para que, junto con los de Maria Dolores de Cospedal, Soraya fuese defenestrada, del partido y de la política, favoreciendo la menos votada opción del nuevo presidente del PP, Pablo Casado al que ahora le “exige” la devolución del favor involucrando Margallo a Casado en el tema de Gibraltar y del Brexit, con unas teorías llamadas al fracaso estruendoso, como su anuncio de poner en poco tiempo la bandera española sobre el Peñón. Resaltar que, en contra de Margallo, mire usted por donde, ha sido el Gobierno de Pedro Sánchez, con otro talante, el que ha reconocido el mérito de Soraya Sáez de Santamaría ofreciéndole un merecido cargo en el Consejo de Estado.

Y mientras José Manuel García Margallo, el infausto ministro que tanto daño hizo (y quiere seguir haciendo) a los trabajadores españoles en Gibraltar, a La Línea y a Andalucía, no se calla y sigue en su particular “cruzada” sin cruz que le valga, para querer hacer daño a Gibraltar y a su pueblo. Y nadie le dice la realidad de su estrepitoso fracaso!! Y lo pone firme ante un tribunal de esos Derechos Humanos que el pisoteó. Y le gustaría seguir haciendo.
Más fotos
margallo-hizo-tanto-dano-a-las-personas- margallo-hizo-tanto-dano-a-las-personas- margallo-hizo-tanto-dano-a-las-personas- margallo-hizo-tanto-dano-a-las-personas-
Comentarios
02/11/2018 Leo:
Y ahora que quiere este tío? Obligarnos con los miedos del Brexit a que le entreguemos nuestro Gib. Ni compartio ni ná, hombre. Vete con tu música a otra parte y dejanos como estamos, que vamos bien

02/11/2018 John:
Nos movilisamos todas las familias y vesinos para ir al llano de la Caleta donde había cientos de coches en cola y llevarles ayuda con agua, sandwichs para que al menos loz niños tuviersn algo. El pueblo de Gibraltar respondió aquella noche, como lo hase ziempre con su generozo y gran corazón

02/11/2018 Paco Lima:
El espectaculo de varios miles de criaturas, aguantando a pie firme, sin poderse mover, porque a Margallo así le salía de sus bemoles, para castigar a Gibraltar, es algo que no tiene nombre. Recordarlo ya te pone malo.

02/11/2018 ASOCIACION DE TRABAJADORES ESPAÑOLES EN GIBRALTAR:
Y sin dejar en olvido y para quienes no sepan acerca de ese daño humano a las familias de un lado y otro: Que a un abuelo español se le dificulte y demore horas y horas el ir a ver a su nieto gibraltareño enfermo y a una gibraltareña se le pongan dificultades en la frontera (junto a miles de personas en colas) para ver a su hermana española a punto de morir, tener a un fallecido trabajador español esperando más de una semana para ser traído a su ciudad La Línea.., no tener mecanismos fronterizos directos para el trámite de documentos de trabajadores por su paro obrero, pensiones etc, todo yendo por vía de Gibraltar, Londres, Londres Madrid, Madrid Cádiz, Cádiz La Línea y viceversa tardando 3 meses un afectado en poder cobrar el paro obrero o la gestión que sea, esos problemas humanos ocasionados por Margallo y otros dictadores odiosos como él, unido a dificultades entre amigos para verse y colectivos de ambos lados para reunirse, pero los tribunales también le deberían exigir los daños económicos sufridos por La Línea y zona sur de España al dificultar la entrada de mercancías españolas que nos aporta divisa y pocos miles más de puestos de trabajo aparte de los ya reconocidos... ¿Y cómo olvidar el daño hecho a tantos residentes llanitos en La Línea y Comarca del Campos de Gibraltar que por los impedimentos para entrar y salir diariamente para acudir a sus trabajos a Gibraltar y algunos llevar a sus hijos allí al colegio, no vieron más opción que vender o dejar el alquiler de más de 1500 viviendas en nuestra zona? Viviendas que generaban dinero para nuestros ayuntamientos y Estado y buenos sueldos que ahora se han visto obligados a gastarse en Gibraltar que gracias a esas colas ahora tiene nuestros restaurantes y zonas de ocio allí mismo en la Roca, pues la costumbre de gastarse sus dineros en comercios, restaurantes, Servicios, talleres etc se han reducido drásticamente. Si este señor pensaba que algún día le vitorearan como hacían con Franco sus fieles: "VIVA MARGALLO" está muy equivocado pues Gibraltar no será jamás español por sus nefastas políticas. Además gracias a su política nefasta y destructiva el BrExit por muy malo que fuese, que no lo creemos, nos será más llevadero pues para los que entiendan ésto, él mismo y fanáticos falsos patriotas como él ya inventaron el GiBrExit (que aún siendo Gibraltar y su frontera La Línea ambas europeas ya gracias a Margallo hemos sido tratados como fronterizos de zona Exterior a Europa y Estados acostumbrados a esta diferencia que con mucho daño se hace. Portavoz de ASCTEG

Deja este campo en blanco Escribe el código de la imagen
© La Tribuna Hoy 2016
Diario digital con información y noticias actualizadas al minuto.
  |  Aviso legal  |  Condiciones de contratación  |  Condiciones de uso  |  Contacto  |  Política de cookies  |  Política de privacidad