La Tribuna Hoy

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar


Gibraltar

 

May y Picardo subrayan en el National Day los "inquebrantables lazos" entre Reino Unido y Gibraltar

10-09-2018
Gibraltar Gibraltar May y Picardo subrayan en el National Day los "inquebrantables lazos" entre Reino Unido y Gibraltar
La Primera Ministra británica, Theresa May, y el Ministro Principal de Gibraltar, Fabian Picardo, han subrayado durante la celebración del National Day los inquebrantables lazos entre Reino Unido y Gibraltar y el derecho del Peñón a la autodeterminación.

Discurso de THERESA MAY

El 10 de septiembre es un día muy especial para el pueblo de Gibraltar. Un día para estar orgullosos de la cultura única del Peñón. Para recapitular su historia única y abordar su excitante futuro. Y para celebrar no solo su vibrante economía y su creciente nivel de vida, sino también el lugar clave que sigue ocupando en los corazones de la gente en todo el Reino Unido. Durante más de 300 años, el Reino Unido y Gibraltar se han orgullecido de su mutuo apoyo, trabajando mano a mano.

Hoy, en este Día Nacional de Gibraltar, puedo aseguraros que esta relación no cambiará en el marco del proceso de salida de la Unión Europea. Entramos juntos en la UE. Saldremos juntos de la UE. Y, a medida que afrontamos el último capítulo de nuestra historia compartida, lo haremos, una vez más, juntos. El Gobierno de Gibraltar está totalmente involucrado en las negociaciones del Brexit y nada logrará jamás debilitar nuestro compromiso con el pueblo del Peñón.

Mientras el pueblo de Gibraltar quiera seguir siendo británico, británico será. Y nuestro compromiso con el Doble Veto[1], un compromiso tan sólido como este Peñón milenario, no podrá cuestionarse nunca.

Gibraltar es una parte fundamental del pasado, presente y futuro del Reino Unido. Y estoy profundamente orgullosa de ayudaros hoy a celebrar vuestro día. ¡Feliz Día Nacional de Gibraltar a todos!

Discurso de FABIÁN PICARDO

¡Hola, Gibraltar!

Como siempre, ¡qué bien se os ve vestidos de rojo y blanco!

Mis queridos gibraltareños, vivimos ciertamente tiempos interesantes.

Me gustaría comenzar con un recuerdo a quienes no pueden estar aquí en la Explanada [Casemates] con nosotros.

Quiero dar mi más calurosa bienvenida a quienes nos están viendo desde el Hospital de St Bernard, desde Calpe House[2], en Londres, o desde hospitales fuera de Gibraltar.

Asimismo, me gustaría saludar a aquellos que nos estén viendo desde Mount Alvernia, The John Mac Wing, Hillside, Bishop Canilla House, Albert Risso House, Seamaster Lodge o Charles Bruzon House.

Y bienvenido todo aquel que esté en casa hoy por motivos de edad o enfermedad.

Sabemos que están con nosotros. En nuestras mentes. En la determinación y en el espíritu gibraltareños.

También me gustaría saludar de forma especial a nuestras comunidades judía y musulmana. Ambas están celebrando hoy el Año Nuevo.

La comunidad judía está celebrando el Rosh Hashaná. En nombre de todos los gibraltareños, Shaná Tová para el año judío 5.779.

A la comunidad musulmana, que está celebrando el Al Hijra, les deseamos un feliz Muhárram mañana.

Hoy nos acompañan algunos grandes amigos de Gibraltar. Quiero mostrar un agradecimiento especial a todo el grupo multipartido para Gibraltar de parlamentarios y a su líder, Bob Neill, por estar aquí.

También es sumamente importante la presencia de un ministro británico, Alan Duncan, por segundo año consecutivo, que consolida el apoyo del Gobierno británico en Londres a nuestras celebraciones del Día Nacional de Gibraltar.

Y el broche final de este apoyo es el mensaje por vídeo de la propia Primera Ministra.

Hoy, la bandera izada en la Foreign and Commonwealth Office en Londres es la del Castillo y la Llave de Gibraltar.

También está con nosotros Arlene Foster, quien fue y sería Primera Ministra de Irlanda del Norte, una de las naciones que conforman el Reino Unido. Gracias, Arlene, por estar aquí.

Y, aunque no están aquí con nosotros, quiero transmitir el mensaje de apoyo de los líderes del resto de naciones que forman parte del Reino Unido. Carwyn Jones, desde Gales, nos desea lo mejor en este día. Nicola Sturgeon, desde Escocia, nos transmite su deseo de que disfrutemos de un feliz Día Nacional, así como su firme compromiso con la relación entre Gibraltar y Escocia y con una colaboración mutua a medida que abandonamos la UE.

Porque al celebrar aquí nuestra identidad gibraltareña estamos celebrando nuestro lugar en la familia de naciones británicas. Porque es adonde pertenecemos: la familia de naciones británicas.

Asimismo, queremos agradecer al Grupo para la Autodeterminación de Gibraltar (Self‐Determination for Gibraltar Group) por sus 25 años organizando de forma oficial las celebraciones del Día Nacional de Gibraltar.

Gracias a Denis Matthews, Willy Serfaty, Denis Cardona y Richard Buttigieg, los presidentes del Grupo en cada momento.

También quiero agradecer a Gibraltar Joinery & Building Services Limited (GJBS) por construir este escenario cada año con los más elevados estándares.

Un agradecimiento especial para la persona que empezó esta celebración oficial del Día Nacional: Sir Joe Bossano. Este año ha recibido un reconocimiento de Su Majestad la Reina por su trabajo durante 46 años como miembro del Parlamento. Y hoy, en el lugar perfecto, en el día más idóneo del año, le honramos con el galardón más adecuado: la distinción de la Libertad de la Ciudad de Gibraltar, la nación a cuya defensa ha dedicado su vida.

Gracias a Joe y al Grupo para la Autodeterminación de Gibraltar nos reunimos aquí año tras año.

Venimos a celebrar nuestra identidad como nación. A reivindicar nuestro derecho sagrado sobre esta, nuestra tierra. Porque nuestro derecho sobre el Peñón es sagrado. Es inalienable. Y es perpetuo. Y ésta ha sido la lucha de los gibraltareños durante generaciones. Y, a medida que no enfrentamos a uno de los mayores desafíos de nuestra historia, debemos aprender las lecciones que nos enseñaron las generaciones anteriores de gibraltareños.

Pensemos en la generación de la evacuación. Fueron enviados a Londres, Madeira, a Irlanda del Norte —bienvenida una vez más, Arlene— y a Jamaica —bienvenidos nuestros amigos de Kingston, con quienes nos hermanaremos mañana—.

La generación de la evacuación tuvo el coraje y la valentía de sobrevivir a una guerra sanguinaria lejos de casa. Y luego tuvo el valor de pelear para volver al Peñón, a nuestra casa, y empezar de nuevo a partir de 1945.

Después, la generación que más celebramos hoy, dado que celebramos el referéndum de 1967: la generación del referéndum. Se alzaron contra un dictador armados con la fuerza de las urnas. Desafiaron al hostil general y eligieron el camino correcto, aunque sabían que era el más difícil. Y, al hacerlo, garantizaron el futuro de nuestra tierra. Dos años más tarde, se encontraron encerrados en este paraíso que llamamos hogar[5].

Y la generación del cierre de la frontera. Sabían que sería difícil tener todos los accesos por tierra a Europa cortados, pero no se acobardaron ni dudaron. No cayeron como una fruta madura. Fortalecieron su determinación de defender todas las futuras generaciones de Gibraltar, así como la resistencia de este milenario Peñón.

Y ahora es nuestro turno. Es el turno de la generación del Brexit. Nosotros guiaremos a nuestro pueblo en estos tiempos de cambio. Porque es nuestro momento de asumir nuestra responsabilidad. De trabajar para conseguir una herencia para nuestros hijos mejor de la que nos dejaron nuestros padres. Nuestro turno para convertir el desafío del Brexit en la oportunidad del Brexit.

Y, para ello, haremos más. Llegaremos más lejos. Porque, desde la comodidad y prosperidad de hoy en día, venceremos, siempre y cuando no olvidemos los sacrificios del pasado, que serán la base de los privilegios que nuestros hijos disfrutarán mañana. Y, de este modo, resurgiremos más fuertes, como un pueblo forjado en la determinación de aquellos que estuvieron aquí antes que nosotros.

Y lo haremos con la determinación, fuerza y visión de aquellos que saben que nuestro futuro es más brillante que nuestro pasado. Que el talento gibraltareño puede competir con los mejores del mundo. Que construiremos el mejor Gibraltar que podamos para nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos, a pesar del Brexit.

Porque el trabajo, el sacrificio y la innovación está en nuestro ADN. Y también hacer que nuestro Peñón tenga el mayor de los éxitos.

Tal vez por ello nuestros atletas sean tan temidos, y nuestros futbolistas tan poco bien recibidos en algunos sitios.

Fuera o dentro de la Unión Europea, somos y seremos un pueblo trabajador, pacífico y de buena voluntad. Un pueblo que garantizará que el Peñón sea, siempre y definitivamente, el hogar de los gibraltareños: ¡el extraordinario pueblo de Gibraltar!

Mis queridos gibraltareños:

Sé que cada año, cuando nos reunimos aquí, escuchamos los susurros de nuestros antepasados. Podemos escucharles decirnos que con cada día de esfuerzo y trabajo estamos construyendo una nación. Una nación de paz y prosperidad. Una nación de diversidad y libertad. Estamos construyendo un Gibraltar mejor.

A medida que abandonamos la Unión Europea, estamos orgullosos de poder decir que hemos sido artífices de la Europa actual. Y estaremos orgullosos de ser socios de Europa en el futuro.

Y queremos que el Reino Unido y Gibraltar podamos encontrar de forma conjunta nuestro sitio en ese proyecto en el futuro.

Por eso, el Brexit no nos vencerá. Pero tampoco nos definirá. Porque nuestros antepasados vinieron de todas las costas del Mediterráneo y más allá. Hicieron sus sueños realidad frente a las adversidades. Desde Génova, Malta, la India, el norte de África, Gran Bretaña… Superamos todos los asedios para vivir el sueño británico. Abandonar la UE es solo un paso más en nuestra travesía.

El pueblo de Gibraltar es británico de alma y corazón.

Nada nos detendrá en nuestro objetivo de proteger y construir nuestro hogar.

Nada nos detendrá en nuestro empeño de fortalecer el acuerdo de libertad entre nuestra nación y el Reino Unido, que garantiza que nosotros seamos los únicos que podemos decidir nuestro propio destino.

Porque esta es nuestra casa. Nuestra tierra. Nuestro Peñón.

Ya lo he dicho antes, pero lo repetiré: somos los gibraltareños. Rojo, blanco y azul. Rojo, blanco y orgullo. Rojo, blanco y libertad.

¡Larga vida a Gibraltar!

¡Feliz Día Nacional, nada nos parará!
Más fotos
may-y-picardo-subrayan-en-el-national-da may-y-picardo-subrayan-en-el-national-da may-y-picardo-subrayan-en-el-national-da may-y-picardo-subrayan-en-el-national-da
Comentarios
Deja este campo en blanco Escribe el código de la imagen
© La Tribuna Hoy 2016
Diario digital con información y noticias actualizadas al minuto.
  |  Aviso legal  |  Condiciones de contratación  |  Condiciones de uso  |  Contacto  |  Política de cookies  |  Política de privacidad