La Tribuna Hoy

Opinión

 

Ante el Aniversario del cierre de la Frontera

10-06-2018
Opinión Opinión Ante el Aniversario del cierre de la Frontera
Tal día como hoy (viernes 8 de junio)  ya solo dejaron un barquito desde Algeciras a Gibraltar porque muchos trabajadores españoles no tuvieron su tiempo para recoger herramientas y arreglar sus cosas, fue el único Despido Masivo que se ha dado la historia, no por parte de empresarios, sino por parte de un gobierno dictatorial y fascista como el de Franco, de ese loco prepotente, como tantos locos aún hoy hay que se creen con derecho total hasta para bombardear a gente inocente, como bien podrían haber seguido bombardeandonos años antes aquellos aviones de guerra alemanes invitados por Franco a hacerlo cuando confundieron La Línea con Gibraltar porque ni el inculto de Franco ni los fachas de Madrid sabían distinguir hasta donde llegaba nuestra frontera. 

El cierre para Gibraltar fue, más que una humillación y daños al pueblo gibraltareño como pretendían los ilusos (pero hoy para verguenza de ellos ahí está todo ergido y próspero, uno de los más ricos del Mundo y nada más cruzar la frontera, expuesto nod queda el pueblo reconocido por Europa con más paro juvenil y más niños desnutridos de España según Cáritas, el pueblo abandonado por el Gobierno Central y sus políticos, el pueblo por el que la Junta de Andalucía dice no poder hacer nada por ser el nuestro un problema de Estado. El pueblo de la Singularidad que podría prosperar, pero que siempre nos dejan abandonados con nuestros viejos Problemas)

El cierre fue catastrófico para la Comarca y especialmente La Línea ya que significó el hundimiento progresivo de nuestro pueblo, el quedarse separada de su gente, familias enteras que emigraron con maletas acartonadas, muchas a destinos inciertos, otras sin trabajo previsto siquiera, bastantes que al final eran hacinadas en barracones míseros cerca de importantes fábricas alemanas y suizas en peores condiciones que hoy son tratados muchos emigrantes por Europa, el pueblo desde donde más jóvenes se dieron a la fuga, quienes para evitar encima regalarle dos/tres años de su vida a "la mili" Todo por la Patria y al Caudillo, cruzaban fronteras a pie por los helados Pirineos, a muchas otras familias sus lágrimas no consolaron sus propias separaciones hasta la apertura total del 82.

Aquel día de quella fatídica fecha 8 de Junio del 1969, en uno de estos últimos barquitos abarrotado de trabajadores ya sin Trabajo, llenos de angustia, desconocimiento y desesperación que se veía en sus ojos y caras trágicas, iba casi camuflado otro de esos jóvenes, a mis 19 iba yo con mi triste cumpleaños encima, porque al siguiente día de cierre cogía el avión para Londres en busca de ese futuro e ilusiones que Franco nos robó a todos los jóvenes linenses junto al cerrojazo que significó la ruina de mi pueblo y media comarca.

Allí en Gibraltar me encontraba con mi novia Lila, inmigrante portuguesa que a partir de entonces tendría parte de su familia en La Línea y la otra parte en Gibraltar, una opción drástica que muchos linenses tuvieron que tomar (separados como por el Muro de Berlín a 100 metros de casa) para poder seguir trabajando y dando de comer a la familia que y sólo se veían los de más suerte cada mes cruzando el mar por Tánger/Algeciras cómo mi amigo y compatriota de lucha de ASCTEG Manolo Marquez, a quien estando encerrado en Gibraltar le falleció su padre en La Línea y para poder despedirlo ser vio obligado a saltar la verja, preso luego bajo dos fusiles por desesperada hazaña, aunque un capitán se piadó y escoltado pudo asistir al final del funeral, como escoltado fue luego puesto en el barco de Algeciras Tánger para que volviese a Gibraltar.
Malditos canallas que tratasteis así a la gente de mi pueblo y a nuestros vecinos y amigos gibraltareños.
Malditos algunos canallas del Poder, que aún hoy siguen empecinados en recuperar Gibraltar sin importarles dos pueblos ni que volvamos a hundirnos de nuevo, algo que si toda la población tenemos en cuenta y nos sirve de ejemplo la Unidad que mantuvieron los gibraltareños contra la adversidad del cierre del 69 no ocurrirá de nuevo, por todo ello espero y deseo que nos dejemos de historias, revanchas y políticas y luchemos porque la prosperidad para La Línea, que también debe llegar si en lugar de odios y banderas usamos nuestra amistad y cerebro.

JJ Uceda, ciudadano Linense.

Comentarios
Deja este campo en blanco Escribe el código de la imagen
© La Tribuna Hoy 2016
Diario digital con información y noticias actualizadas al minuto.
  |  Aviso legal  |  Condiciones de contratación  |  Condiciones de uso  |  Contacto  |  Política de cookies